21.05.22 | 5 mins

Design Sprint: Productos de nueva generación

El Design Sprint es un método que permite desde idear hasta prototipar y testar un producto en menos de una semana.
By Clara Sánchez-Puga

Probar y desechar rápidamente una idea, un servicio o un producto nos permite evitar errores y avanzar hacia la mejor solución. Con nuestro Design Sprint podemos asegurar desde el primer momento que los usuarios y la empresa saldrán ganando.

Pero ¿qué es un Design Sprint?


El Design Sprint fue inventado en Google Ventures durante 2010. Este método une Design Thinking, UX Design, Lean Startup y Agile y permite desarrollar y probar en menos de una semana desde  ideas o conceptos hasta productos y servicios. Es rápido, óptimo, reduce tiempos de espera y costes y todo esto con garantía de éxito.

Así podemos acortar enormemente los procesos de validación y probar ideas sin necesidad de pasar por desarrollo o programación. Nos sirve también para encontrar respuestas innovadoras a desafíos estratégicos complejos.

Son muchos los beneficios de un Design Sprint, entre ellos:

  • Que ensayamos el potencial antes de lanzar la producción.
  • Que obtenemos resultados inmediatos.
  • Que exploramos y perseveramos  en ideas innovadoras para nuestra idea de producto servicio.
  • Que limitamos los riesgos y podemos hacer modificaciones si es necesario.
zapiens_designsprint_planning

Nuestro Design Sprint paso a paso


DÍA 1 – Contextualizar, identificar los objetivos, y planificar la semana

Comenzamos por el final, para validar una meta a largo plazo. Después, creamos un mapa para definir y delimitar el desafío. Más tarde, pediremos a los expertos de tu compañía que compartan con nosotros lo que conocen sobre el problema a resolver. Finalmente, escogeremos el objetivo, puntual, ambicioso y al mismo tiempo manejable para llegar a resolver en cinco días.

DÍA 2 – Diverger e idear


Buscamos soluciones innovadoras: empezamos revisando las ideas existentes, para remezclarlas o mejorarlas. Después, crearemos bocetos siguiendo un proceso de cuatro etapas que estimula el pensamiento creativo. Lo que buscamos es producir, cuando más mejor, no calidad de los dibujos. Recogemos todas las ideas sin juzgar ni censurar.

zapiens_designsprint_sketching

DÍA 3 – Decisión


Ahora sí: elegimos la mejor idea entre todas las soluciones propuestas. Tenemos una pila de ideas en las paredes de la sala de Design Sprint. Nuestro Sprint Master nos ayudará en el proceso de selección de la mejor solución, la que vamos a utilizar en el test, y a crear el storyboard.

DÍA 4 – Prototipo


Construimos un prototipo válido sin necesidad de programación. Este recogerá todas las etapas del storyboard y permitirá que el último día los usuarios prueben la solución de la manera más realista posible.

zapiens_designsprint_prototype

DÍA 5 – Testar


Entrevistaremos los usuarios uno a uno, siguiendo un protocolo que asegure el correcto análisis y recogida de resultados. Les observaremos probar el prototipo, cómo interactúan, sus reacciones, y sus impresiones. Esta fase es la guinda que justifica el trabajo de la semana. Al final del día, sabremos hasta dónde hemos llegado, y sobre todo, cuáles son los próximos pasos.

Es hora de comprobar su eficacia


Cualquier idea que necesites validar o cualquier problema que quieras resolver son candidatos geniales para hacer un Design Sprint. Y nosotros estamos aquí para llevarlo a cabo, así que ya sabes… Contacta con nosotros.

Siguiente

El fitness del futuro

Una mirada a las iniciativas emergentes en el fitness y las nuevas demandas de sus usuarios.